Glaucoma - Centro Oftalmológico de Elche

Glaucoma

Descripción general

Es la principal causa de ceguera en los Estados Unidos. Suele ocurrir cuando la presión del líquido que se encuentra dentro de los ojos aumenta lentamente y lesiona el nervio óptico. Es posible que al comienzo no haya síntomas. Sin tratamiento, las personas con glaucoma perderán la visión periférica (de lado). Sienten como que están mirando a través de un túnel. Con el tiempo, esta visión de túnel (el campo visual) puede disminuir hasta llevar a la ceguera.

Respondemos a tus preguntas más frecuentes

Los tipos más comunes de glaucoma —de ángulo abierto y de ángulo cerrado— tienen síntomas totalmente diferentes.

Los síntomas del glaucoma de ángulo abierto

La mayoría de las personas que desarrollan glaucoma de ángulo abierto no experimentan ningún síntoma perceptible al principio. Por esta razón es fundamental tener exámenes regulares de los ojos, de modo que su oftalmólogo pueda detectar los problemas a tiempo.

Los síntomas del glaucoma de ángulo abierto son:

  • La pérdida gradual de la visión periférica, generalmente en ambos ojos
  • La visión de “túnel” en las etapas avanzadas

Vea cómo la progresión del glaucoma puede afectar su visión. 

Los síntomas del glaucoma de ángulo cerrado agudo

El glaucoma de ángulo cerrado agudo es una emergencia médica y debe ser tratado inmediatamente o puede producirse ceguera al cabo de uno o dos días.

Los signos y síntomas del glaucoma de ángulo cerrado agudo incluyen:

  • Dolor ocular severo
  • Náuseas y vómitos (que acompañan al dolor ocular severo)
  • Aparición súbita de alteración visual, a menudo bajo condiciones de poca luz
  • Visión borrosa
  • Halos alrededor de las luces
  • Enrojecimiento del ojo

Los síntomas de glaucoma de ángulo cerrado crónico

Este tipo de glaucoma progresa más lentamente y puede dañar el nervio óptico sin mostrar síntomas, de manera similar al glaucoma de ángulo abierto.

Del mismo modo, las personas con glaucoma de tensión normal no experimentan ningún síntoma hasta que comienzan a perder la visión periférica.

Te ayudamos a elegir el tratamiento
que mejor se adapte a ti